Etiquetas: bobinas de cobre

Las bobinas de cobre son uno de los elementos más utilizados en diferentes circuitos o sistemas que utilicen la electricidad para funcionar. Esto se debe a las propiedades tanto físicas como químicas que tiene este material, y que lo convierten en un elemento casi único para muchas tareas.

El motivo es que posee una conductividad extraordinaria. Esto quiere decir que es capaz de transportar la señal o el pulso eléctrico con mucha facilidad y sin ejercer apenas resistencia a su paso, por lo que la energía no se perderá. El único material con una mejor conductividad es la plata, pero este, evidentemente, es mucho más caro.

Además, posee una buena resistencia a la corrosión, de manera que estas bobinas pueden durar bastante más tiempo. Y, finalmente, goza de altos criterios tanto de maleabilidad como de ductilidad. Esta última propiedad es la que permite que el cobre se pueda transformar o utilizar para crear cables de cualquier tamaño, ya que resulta sencillo trabajar con él.

Convertido en un elemento propicio para el uso eléctrico, sus buenas características permiten que existan diferentes tipos de bobinados de cobre, que se pueden alcanzar con facilidad y que no resulta complicado añadir o restar ni tamaño ni grosor al hilo. Por eso, en Suesa se pueden encontrar tantas variantes de bobinas que atienden a diferentes características.

Usos de las bobinas de cobre 

Se trata de un elemento bastante polifacético que se utiliza especialmente en el entramado eléctrico de los edificios o para llevar la conductividad energética a través de los circuitos. Así es que muchos circuitos de relés, por ejemplo, utilizan este tipo de bobinas. También tiene otro tipo de utilidad mucho más modesta, como por ejemplo los relés auxiliares. Y precisamente este tipo de bobinas se pueden encontrar también dentro de las ofertas de productos de Suesa.


Déjanos tus datos y te llamaremos a la mayor brevedad posible.